La historia del deportivo AC Cobra y su relación con Shelby

Spread the love

El AC Cobra fue un poderoso automóvil deportivo angloamericano construido en la década de los sesentas. Está lejos de ser el primer vehículo en combinar un chasis europeo ligero y estructura de aluminio con un gran motor americano V8, pero probablemente sea el más famoso.

Los coches posteriores, de motor más grande, todavía están entre los vehículos de carretera de alto rendimiento jamás vendidos.

Al igual que muchos fabricantes británicos, los coches AC usaban el suave y refinado motor Bristol de 6 cilindros en linea, en su pequeño volumen de producción, incluyendo el biplaza roadster AC Ace.

El motor era un diseño de BMW de antes de la Segunda Guerra Mundial por lo que la compañía, en los años 60, lo consideró anticuado. Bristol entonces tomó la decisión de cesar la producción de dicho motor y usar un Chrysler 313cid (5.1 L) de 8 cilindros en V.

Aunque sea falso, es comúnmente creído que el ex-corredor americano Carrol Shelby fue quien sacó de la supuesta bancarrota de la compañia AC. Empezaron a usar el motor de 2.6 litros del Ford Zephyr en todos sus coches.

Shelby, en septiembre de 1961, escribió una carta a AC proponiéndoles la construcción para él de un coche modificado capaz de montar un V8. Shelby tenia experiencia en coches angloamericanos, habiendo competido con un Allard. Primeramente, Shelby, acudió a Chevrolet para que le proveyera de motores. Estos, ante el miedo a que pudiese rivalizar con su Corvette, le negaron la propuesta.

AC aceptó con tal de que un proveedor pudiese ser encontrado. Fue elegido el motor 260 in³ HiPo (4.2 L) de Ford. En enero de 1962, los mecánicos de AC en Thames Ditton, Surrey (Inglaterra), acoplaron el chasis CSX2000 con un motor 221 ci Ford de 8 cilindros en V. Después de las pruebas, tanto la transmisión y el motor fueron quitados y el chasis se envió por aire a Caroll Shelby en Los Ángeles. Ahí se le añadió un motor y en menos de ocho horas comenzaron los tests. Carroll lo denominó “Cobra” porque así lo soñó una noche.

La producción se demostró que era fácil. AC hizo muchas modificaciones, motivadas por la implantación del motor de 2.6 litros del Ford Zephyr. La modificación mas importante fue la de implantar un diferencial trasero mas rubosto para soportar la potencia del V8. En la versión de serie los frenos interiores fueron movidos hacia el exterior con el objetivo de reducir costos. La única modificación de las partes delanteras del primer Cobra con respecto al AC Ace, fue el montado de la caja de cambios, que se movió hacia el exterior para dejar sitio al motor V8 mas ancho.

El primer 75 Cobra Mark I (incluyendo el prototipo) tuvo el motor 260 de 4.2 litros. En el modelo 51 Mark I, fue implantado una versión mayor del motor Ford Windsor, el 289 in³ (4.7 L) V8. Hacia finales de 1962, Alan Turner, ingeniero jefe de AC, completó un importante cambio de diseño de la parte delantera con lo que consiguió ser capaz de ajustar la cremallera y el piñón de dirección mientras se usaba la suspensión transversal de resortes planos. La producción del nuevo coche comenzó a principios de 1963 y se llamó Mark II. Mientras que la cremallera de dirección fue prestada del MGB, la columna de dirección se tomó del VW Beetle. Se construyeron alrededor de 528 Cobras Mark II hasta agosto de 1965.

Shelby AC Cobra

En 1963, el Cobra fue perdiendo su supremacía en carrera. Shelby intentó montarle un gran motor llamado Ford FE de 390 in³. Ken Miles condujo en carrera el potenciado FE Mark II y dijo que el coche era virtualmente inconducible. Se desarrolló un nuevo chasis y se diseñó el Mark III.

El nuevo coche se diseñó en cooperación con Ford en Detroit. Se construyó un nuevo chasis con tubos de 4″ (en vez de 3″) con un muelle en espiral alrededor. El nuevo coche también tenia las aberturas del radiador mas grandes. Era propulsado por el famoso motor Ford 427 de 7 litros que entregaba 425 CV (317 kW) de potencia y alcanzaba una velocidad máxima de 262 km/h, en el modelo estandar y 485 CV (362 kW) y una velocidad de 290 km/h en el modelo de competición.

La producción del modelo Mark III comenzó el primer dia de 1965 y dos prototipos fueron enviados a los Estados Unidos en octubre de 1964. Los coches fueron enviados sin finalizar, teniéndose que acabar en el taller de Shelby.

Aunque era un coche impresionante, no se vendía bien. Para reducir costes a algunos AC Cobras Mark III se les implantó un motor Ford 428 in³ (7 litros), de menor costo, pensado mas en el uso de calle que en la competición.

Parece ser que se enviaron a Shelby unos 300 Mark III entre los años 1965 y 1966, incluyendo los modelos de carreras. Desafortunadamente, el MK III no obtuvo la homologación para competir en el año 1965 y no corrió en el equipo de Shelby. Sin embargo, en manos de escuderías privadas ganó numerosas carreras en los años 70. 31 coches de competición se quedaron sin vender. Estos fueron nombrados como S/C de semi-competición y hoy en día son los mas cotizados en el mercado y se llegan a pagar millones de dolares por ellos.

Los AC Cobras tienen una extensa carrera en la competición. Shelby quiso que fuera el coche que batiera al Chevrolet Corvette y la ligereza del mismo (227 kg menos que el Chevrolet) ayudó. EL AC Cobra quizá fue un coche con demasiadas prestaciones, lo que impulsó el establecimiento de límites de velocidad en el Reino Unido.

Fue calculado que el AC Cobra Coupé era capaz de alcanzar los 298 km/h (185 mph) en la autopista M1 en 1964, pilotado por Jack Sears y Peter Bolton durante las pruebas de preparación para las 24 horas de Le Mans. Sin embargo, los gobernantes atribuyeron la alta tasa de mortandad en carretera a las hazañas del equipo AC de competición.

A pesar de los éxitos deportivos del Cobra, fue un fracaso financiero, lo que llevó a Carroll Shelby a dejar de importar coches desde Inglaterra en 1967.

La empresa mantuvo la producción del AC Roadster de aletas estrechas y muelles en espiral y junto con el Ford 289 sacó al mercado el coche que llevaría el nombre de AC 289. Fue construido y vendido en Europa hasta el año 1969. AC también produjo el AC Frua hasta 1973. El Frua fue construido sobre un estirado Cobra 427 MK III con una preciosa carrocería diseñada por Pietro Frua. Con el término de Frua, AC comenzó a fabricar menos vehículos y cayó en bancarrota a finales de los años 70.

La fabricación y el derecho a usar eventualmente el nombre de la compañia fueron adquiridos por Autocraft, que produjo una continuación del AC 289, llamado Mark IV. Eventualmente Carroll Shelby realizó una demanda contra AC y Brian A. Angliss en Estados Unidos en la corte del distrito de Los Angeles.

El resultado final fue que AC y Angliss publicaron un artículo en la prensa donde reconocían que Shelby era (y es ) el fabricante récord de todos los carros 1960 AC en Estados Unidos. A pesar de esto no hay duda que todos los cobras fabricados en los 60 fueron en realidad producidos por AC en Inglaterra, Shelby solamente los importaba y los modificaba hasta su forma final.

La compañía de Carroll Shelby, Shelby Automobiles, Inc. continua produciendo los automóviles Cobra 289, FIA 289 y 427 S/C en su central en Las Vegas, Nevada. Estos carros retienen su estilo y apariencia de sus antecesores de los 60 pero con las comodidades modernas. en 2006 se vendió el cobra de Shelby en una subasta en Arizona por 2.8 millones de euros.

Be the first to comment on "La historia del deportivo AC Cobra y su relación con Shelby"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*